TripleTen busca liderar la formación de talento tecnológico en México

Practicum, el bootcamp de tecnología más grande del mundo, cambió su nombre a TripleTen, inspirados en el código binario 101010 o triple diez y la novela “Guia del autoestopista galáctico” de Douglas Adams.

TripleTen es un juego de palabras con el código binario 101010, que se traduce en el número 42, el cual es en la novela de Douglas Adams ‘la respuesta a la última pregunta de la vida, el universo y todo’, y cuya historia hace referencia a crear el propio destino. De eso se tratan nuestros programas y los sueños de nuestros estudiantes”, explicó Erick Cervantes, Marketing Manager en Latinoamérica de TripleTen.  

Llamarnos Practicum ya no se ajusta a la personalidad de nuestra compañía, ahora el nombre queda corto para reflejar la experiencia educativa que ofrecemos. Necesitamos un nombre que transmita nuestra personalidad y nuestro enfoque de aprendizaje, que es más divertido y experiencial”, resaltó Cervantes.

El nuevo nombre, TripleTen, nació de una comprensión profunda de las aspiraciones de los estudiantes del bootcamp. Refleja la firme determinación de proporcionar la mejor experiencia educativa posible, forjando conexiones significativas a través de la tutoría y asegurando futuros vibrantes para una mejor calidad de vida.

De acuerdo al ejecutivo, TripleTen comunica el compromiso de la organización con sus valores fundamentales como un bootcamp de tecnología en línea amigable para principiantes, con las tasas más altas de finalización y encuentro de empleo posterior a la graduación que supera el 80%. “Mantenemos nuestra dedicación inquebrantable para que nuestros estudiantes obtengan el trabajo de sus sueños dentro de los seis meses posteriores a la graduación”.

La misión de TripleTen es brindar a los estudiantes las herramientas para ayudarlos a encontrar respuestas en el curso de sus vidas y la libertad para cambiar su futuro. Para los directivos del bootcamp, el nuevo nombre representa una nueva era llena de energía, entusiasmo y pasión, como la han tenido desde el primer día.

Muchas de las marcas más populares y valiosas han cambiado de nombre con el objetivo de refrescar su imagen o aumentar su influencia. Entre los casos más conocidos a nivel global destacan Facebook, que en 2021 cambió el nombre de su empresa tecnológica a Meta para comunicar su interés en el mundo de la Web3, las criptomonedas, los NFT y el metaverso; antes de ser Amazon, la compañía de Jeff  Bezos se llamaba Cadabra; Larry Page y Sergey Brin nombraron a su compañía BackRub, pero en 1997 lo cambiaron a Google, buscando hacer referencia al término matemático «gúgol”.

Practicum, el bootcamp de tecnología más grande del mundo, cambió su nombre a TripleTen, inspirados en el código binario 101010 o triple diez y la novela “Guia del autoestopista galáctico” de Douglas Adams.

Desarrollador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Trato de ser creativo en la vida laboral como personal. Amante de la buena lectura, el cine con sentido e inteligente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *