Siete consejos financieros personales para cuidar tu billetera

Siete consejos financieros personales para cuidar tu billetera

El año está por terminar, y queremos compartir contigo 12 claves para este año nuevo: 12 recomendaciones que te hacemos para que las conviertas en propósitos y te permitas hacer algo importante por tu yo del futuro.

Existe el caso donde los problemas de finanzas personales no obedecen a problemas de compra compulsiva y adicción a las deudas, sino que se trata de simple y puro desorden, producto de nunca haber aprendido a administrar el dinero de una manera sistemática. Las cuentas desordenadas en una persona sin adicción obedecen a que la persona no conoce sus hábitos de consumo, no ha revisado los números. He aquí algunos consejos que los expertos dan.

Aplicarlas podría marcar una gran diferencia en tus finanzas personales y el cómo dispones de los recursos con los que cuentas. Esperamos te sean de utilidad y goces de sus beneficios:

1. Aprende

Dedica unas horas a la semana para informarte y aprender sobre educación financiera. Quizá al inicio te parezca algo aburrido, pero hacerlo te permitirá manejar tus recursos económicos de forma más consciente, responsable y asertiva. Entre otras cosas, aprenderás cómo ahorrar para una meta, cómo y para qué asumir deudas y de qué manera sacarles provecho a tus productos financieros; por ejemplo, cuentas bancarias o tarjetas de crédito.

Lo importante es que al leer contenido sobre educación financiera sientes las bases para una economía personal saludable y te empoderes de todos los recursos que tienes y a los que podrías acceder.  

2. Plantea metas financieras

En muchos casos, las metas financieras ayudan a cumplir metas personales. Por eso, uno de los consejos más básicos que podemos darte es que empieces a plantearte este tipo de objetivos. ¿Qué es lo que quieres lograr? ¿Cómo puedes lograrlo? ¿Necesitas dinero para cumplir ese sueño? Así es como encontrarás el camino que debes recorrer para mejorar tu calidad de vida y cumplir todo aquello que te propongas.

3. Planifica y ahorra

El elixir para unas finanzas saludables es el ahorro, por eso hemos hablado de ello hasta el cansancio en otros posts. Según Ipsos, firma especializada en estudios de mercado, después de la inesperada llegada de la pandemia, el 78% de los ecuatorianos reconoció que el ahorro es una prioridad y ya sabemos por qué. Revisa tu presupuesto, actualiza tus gastos, toma decisiones y empieza a planificar y programar tu ahorro. A mediano/ largo plazo tendrás una fuente segura de dinero extra que podrás usar para cumplir metas o afrontar emergencias.

4. Gestiona bien tus deudas

Las deudas pueden mejorar tu calidad de vida o hundir tu economía. Por eso, una buena gestión de ellas es sumamente importante para sanar tus finanzas y cumplir tus metas sin frustraciones. Antes de aceptar o solicitar una nueva deudaasegúrate de que tu capacidad de endeudamiento te lo permite, escoge un método de pago para salir de otras cuentas pendientes anteriores y asegúrate de que la tabla de amortización se adapte a la realidad de tus finanzas.

Además de aprovechar los beneficios de una deuda sana, tu historial crediticio irá creciendo con una buena calificación.

5. Gasta a consciencia

Entendemos que gastar en aquello que te gusta puede terminar en un sentimiento de culpa o que, a veces, pueda que te excedas sin siquiera darte cuenta. Para tu tranquilidad, esto lo vamos a cambiar ahora mismo con una técnica que se llama gasto consciente. Para ello, debes categorizar tus gastos, automatizar tus pagos, reservar un porcentaje de tus ingresos para esos gustitos personales y, finalmente, darle seguimiento a tu registro de entrada y salida de dinero cada cierto tiempo.

Este método te hará sentir más satisfecho con tu dinero y manejarás mucho mejor las compras personales, sin excederte pero sin privarte de nada.

6. Prevé lo imprevisto

“Es mejor prevenir que lamentar” es una de las tantas lecciones que se aprenden temprano en la vida. ¡Y sí! Un consejo básico sobre finanzas personales es que te adelantes a los imprevistos porque son los que, en tan solo pocos días, pueden mellar tu economía totalmente. Para ello, lo recomendable es que poco a poco empieces a construir un fondo de emergencias que te permita afrontar una enfermedad o la pérdida repentina del trabajo. Gracias a este fondo, blindas tus finanzas sin correr riesgo de quedar absurdamente endeudado o de perder tus bienes para solventar esas deudas.

7. Utiliza bien tus tarjetas de crédito

Las tarjetas son un gran recurso financiero si se aprovechan y se utilizan bien. Aprovecha tus tarjetas de crédito para aquellas compras con una deuda a mediano o largo plazo, por ejemplo, al hacerte con unos muebles para el hogar. Procura fijarte en la cantidad de cuotas diferidas y el valor correspondiente y asegúrate de que tus finanzas personales te permiten asumir esa deuda cada mes. Por otro lado, también te aconsejamos que aprendas a leer el estado de cuenta, para que entiendas cada uno de los conceptos que ahí se detallan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: