Rincón literario: 10 libros cortos especiales para clubes de lectura

¿Busca libros cortos para su club de lectura? A pesar de lo gratificante que puede ser participar en un grupo de lectura, mantenerse al día con la lectura no es tarea fácil. Si su grupo está buscando lecturas cortas que aún tengan un gran impacto, no busque más. Hemos reunido una amplia variedad de intrigantes novelas, memorias y colecciones de cuentos que tienen menos de 250 páginas.

Todos estos libros se pueden ver en sitios como Amazon, y para la gran mayoría hemos incluido extractos a continuación de nuestras propias reseñas. Muchos también tienen guías de lectura accesibles a través de nuestro sitio web para ayudar a generar debate. Estos libros cortos van desde ganadores del Premio Nacional del Libro y Pulitzer hasta obras menos conocidas que merecen atención.

En general, nos hemos desviado hacia selecciones más nuevas con esta lista, para brindarles a usted y a su club de lectura una nueva cosecha de libros recomendados en los últimos meses, pero también hemos agregado un puñado de amados trabajos antiguos. que siguen siendo relevantes. ¡Feliz lectura!

Novelas fáciles de debatir de menos de 250 páginas

1 – Love in the Big City de Sang Young Park (traducido por Anton Hur)

240 páginas. Publicado por Grove Press

Cada capítulo se centra en una persona o relación importante para Young, pero se unen para formar una imagen más completa de la vida del protagonista sardónico, coqueto y amante de la diversión de la novela. Contada con partes iguales de patetismo y humor, Love in the Big City es un tierno examen de la vida joven queer en la ciudad más dinámica de Corea del Sur. La caracterización y la voz narrativa son tan claras y matizadas que Young se siente como un viejo amigo al final de la novela; alguien a quien sientes que conoces en un nivel íntimo, a pesar de haber pasado poco más de 200 páginas con él. (Rachel Hullett)

2 – Montaje por Natasha Brown

112 páginas. Publicado por Little Brown & Company

Lo que hace que la historia de Brown sea tan afectiva y efectiva es que escribe hermosos pasajes del conflicto de su narradora: su éxito externo y su duda interna. En el trabajo, a pesar de su silla de oficina de $2,000 y la ventana de la esquina, no se la ve más que como una contratada por diversidad, lo que la deja sintiéndose impotente a pesar de sus logros. Y en casa, su privilegiado novio blanco minimiza sus heridas, sugiriendo que su riqueza es lo mismo que su éxito. No hay escapatoria de su invisibilidad. Aprecié el estilo de viñeta de la escritura de Brown más de lo que esperaba. Asamblease siente como pequeñas piezas de luz unidas con un hilo que en cualquier momento podría romperse. El autor es inventivo e histórico y poético. Ha escrito una historia personal de heridas raciales. (Valerie Morales)

3 – Paradero por Jhumpa Lahiri

176 páginas. Publicado por Vintage

La protagonista de Lahiri es una narradora malhumorada, pero es la amargura de sus emociones lo que hace que su entorno cobre vida, e incluso sus pensamientos más ansiosos e inquietantes contienen una cierta belleza extraña. Enterrado en la escasez de la novela, hay una historia engañosamente viva que se acumula en el impulso, incluso cuando ofrece poco en cuanto a la trama real. Paradero nos recuerda que no hay escapatoria de los confines y las consecuencias del lugar físico y el tiempo, pero su representación de estos elementos es catártica, estimulante y satisfactoria.

4 – Invierno en Sokcho por Elisa Dusapin (traducido por Aneesa Abbas Higgins)

160 páginas. Publicado por Open Letter

Short, las oraciones entrecortadas impulsan la historia con la brevedad y el impulso de una entrada de diario. Sin embargo, se muestra una cantidad engañosa de habilidad. Dusapin logra mucho con poco, evocando las vistas, los olores, los sonidos y los sabores de Sokcho con gran efecto, lo que lo convierte en una experiencia de lectura sorprendentemente evocadora. La conclusión agridulce se siente en consonancia con el tono y el enfoque general de la novela. Dusapin dice lo suficiente para insinuar el profundo impacto que los personajes han tenido entre sí, mientras deja espacio para que ambos continúen explorando sus identidades más allá de la página. (Callum McLaughlin)

5 – Brood de Jackie Polzin

240 páginas. Publicado por Anchor Books

Hay un tono agridulce en este breve trabajo. No es para aquellos que necesitan mucha trama o que no les gusta la sensación de que se está ocultando información; Los eventos tienen un significado superficial y también podrían interpretarse alegóricamente, pero en última instancia, me sorprendió hasta qué punto el libro realmente trata sobre pollos. Al principio, me sentí impaciente por seguir adelante y aprender más sobre el narrador. Pero ese no es el tipo de novela que es; no es decirlo todo. Más bien, es un retrato genuino y discreto de la vida en las etapas intermedias y cómo puede verse afectada por el destino o por las decisiones de otras personas. (Rebecca Foster)

6 – Nadie habla de esto de Patricia Lockwood

224 páginas. Publicado por Riverhead Books

En todo momento, la narración es fluida, con frecuentes cambios de perspectiva entre «yo» y «ella» que desconciertan aún más al lector. En cierto modo, la primera mitad del libro se siente como la propia Internet: inconexa, obscena, imbuida de confianza inmerecida y desconcierto genuino de que esto es a lo que hemos llegado, individual y colectivamente, despreciando el mundo en línea y siendo incapaces de desconectarnos. de eso. Y luego, en un momento, la dirección de la novela, y la vida de la protagonista, cambia abruptamente: «… su teléfono vibró y estaban las palabras, de su madre lejana, Algo salió mal y ¿Qué tan pronto puedes volver?» ¿aquí?» La segunda mitad está escrita en gran parte con el mismo estilo fragmentado, pero su enfoque es drásticamente diferente; ahora sus preocupaciones, a diferencia del portal, están totalmente encarnadas,

7 – Azúcar quemada de Avni Doshi

240 páginas. Publicado por The Overlook Press

Para aquellas que son madres o están contemplando la idea de la maternidad, Burnt Sugar puede desenterrar inseguridades, culpas y defectos. Las propias inseguridades de Antara aparecen a lo largo del libro e incluyen su preocupación de que ella tampoco será capaz de controlar sus impulsos y de que tendrá una crianza tan mala como la de su madre. Sin embargo, aunque inquietante, la novela es sorprendentemente ligera en partes, con Doshi infundiendo humor irónico en momentos oportunos en su descripción de los matices de la relación madre-hija. (Daniela Schofield)

8 – Por lo que estas pasando de Sigrid Núñez

224 páginas. Publicado por Riverhead Books

El elemento más conmovedor y llamativo del libro es su descripción de la intensidad que se produce en situaciones en las que el tiempo es precioso. Si bien no hay nada nuevo en conectar el amor con la muerte, la escritura de Núñez logra capturar la iluminación extraña y sorprendente que ambos pueden brindar. También llama la atención sobre cómo las personas a veces minimizan las experiencias profundas de la vida acorralándolas en ideas limitadas de belleza y romance. What Are You Going Through sugiere que esta disminución puede ser superada por una genuina curiosidad e interés por otros seres humanos. (Elisabeth Cook)

La novela de Sigrid Nunez The Friend , ganadora de un National Book Award, es otra lectura breve que los clubes de lectura pueden disfrutar.

9 – Los chicos de níquel de Colson Whitehead

224 páginas. Publicado por Anchor Books

El debate sobre los méritos de la política de respetabilidad y la integración en la sociedad blanca frente a una ideología de liberación negra es tan oportuno como siempre, en una era en la que la supremacía blanca descarada está en aumento en todo el mundo, y la crítica de Whitehead a la política asimilacionista es agudo Reflexivo y atractivo, The Nickel Boys ofrece astutas observaciones sobre la historia de las relaciones raciales en Estados Unidos: seguramente atraerá a los lectores devotos del autor, así como a los nuevos en su trabajo. (Michael Kaler)

10 – Mi nombre es Lucy Barton: Serie Amgash #1 de Elizabeth Strout

224 páginas. Publicado por Random House

La genialidad de Strout es empacar tanta emoción rica en un trabajo tan breve, y hacerlo con un lenguaje simple y sin complicaciones, algo que, en mi opinión, pocos autores son capaces de lograr. Es muy posible, por supuesto, que su experiencia en escribir cuentos contribuya en gran medida a esto, como lo demuestra su colección ganadora del Premio Pulitzer, Olive Kittredge . (Davida Chazán)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.