Preguntas de los lectores: ¿Qué es el SSL y porque tu sitio web debe tenerlo activado?

Preguntas de los lectores: ¿Qué es el SSL y porque tu sitio web debe tenerlo activado?

Hay mucho ruido sobre la importancia de tener un certificado SSL en nuestra web, de los beneficios que esto nos conlleva. Pero realmente, ¿conocemos todos estos beneficios?, ¿somos conscientes de la importancia de tenerlo? La mayoría no, realmente no somos conscientes ni entendemos al 100% el porqué de la necesidad de disponer de un SSL en nuestra web.

Vamos a dar un poco de luz sobre todas estas dudas y explicar detalladamente el porqué es necesario un certificado SSL en nuestra web.

Lo primero que tenemos que preguntarnos es, ¿sabemos qué es un certificado SSL?

¿Qué es el SSL?

El SSL (Secure Socket Layer) es una tecnología de seguridad que establece un enlace encriptado entre servidores y clientes. Los servidores, en este caso, suelen ser servidores web (sitios web “domésticos”) y los clientes son navegadores como Chrome, Safari, Mozilla y Microsoft Edge. Otro ejemplo serían los servidores de correo y los clientes de correo; en este caso, los servidores son correos electrónicos “domésticos” y los clientes son los proveedores de servicios de correo electrónico, por ejemplo, Gmail, Yahoo Mail y Outlook.

La tecnología SSL es estándar y permite la transferencia segura de información confidencial, como números de seguro social, credenciales de inicio de sesión e información de tarjetas bancarias. Generalmente, cuando los datos se envían entre navegadores o servidores web, son en texto sin formato, lo que facilita que otra persona los intercepte.

¿Cómo funciona el SSL?

Todos los navegadores pueden interactuar con servidores web seguros usando el protocolo SSL. Sin embargo, se necesita un certificado SSL para garantizar que se establece una conexión segura. Cuando un sitio web tiene un certificado SSL válido, se dice que está “habilitado para SSL”. Se verá el icono del candado justo antes de la URL, la barra de direcciones verde y/o comenzará con HTTPS en vez de HTTP.

Es importante tener en cuenta que después de la versión 3 de SSL, el protocolo existente se reemplazó por el protocolo TLS (Transport Layer Security). Así que además de ofrecer información sobre el SSL, en este artículo también hablaremos sobre el TLS.

Tanto el SSL como el TLS combinan autenticación y cifrado. El proceso de comunicación usualmente comienza cuando un cliente se pone en contacto con un servidor mediante el envío de una solicitud. Entonces el servidor responde. Con el SSL, la única parte que necesita prueba de autenticación es el cliente. Con el TLS, tanto el cliente como el servidor necesitan una prueba de autenticación.

La prueba de autenticación implica el uso de una clave de cifrado, que es el elemento que realmente protege las transmisiones una vez que se ha establecido una conexión.

Cuando un cliente contacta con el servidor, éste presenta un certificado. Luego, el servidor envía los detalles del certificado a los clientes y confirma los detalles del certificado del cliente con la Autoridad de Certificación emisora. Cualquier discrepancia entre los detalles del certificado del cliente y la información que proporciona la Autoridad de Certificación, hará que no haya conexión.

El certificado del cliente también debe estar actualizado. Asimismo, el cliente debe verificar los detalles del certificado del servidor antes de que se establezca una conexión segura.

Básicamente, cuando hablamos del concepto de “SSL habilitado”, hacemos referencia a si la dirección que está utilizando el cliente o el servidor tiene o no un certificado válido. La autenticación de los usuarios es otro nivel de seguridad que utiliza métodos como nombres de usuario y contraseñas.

El proceso de certificación para usuarios domésticos normalmente lo gestiona el navegador del usuario. Los servidores necesitan una base de datos de certificados para obtener la certificación. Luego el certificado debe descargarse en la base de datos y activarse.

¿Dónde se encuentra el certificado SSL?

El proceso de verificación del certificado SSL está integrado en el navegador del cliente o en el software del servidor.

Hemos mencionado previamente que los certificados se utilizan para verificar clientes y servidores y los emiten Autoridades de Certificación (AC). Las AC aceptan solicitudes de certificados, verifican solicitudes, emiten certificados y tienen un registro de cualquier información relacionada con los certificados emitidos.

Los certificados garantizan que los usuarios no se hagan pasar por personas que no son. Las AC verifican la identidad del solicitante mediante la firma digital del certificado del solicitante. A continuación, la firma digital se utiliza para determinar la autenticidad del usuario o del servidor. 

¿Por qué tu página web necesita un Certificado SSL?

Una vez sabemos lo que es un certificado SSL y para qué se usa, vamos a desvelar los motivos por los que realmente necesitas disponer de un certificado en tu web.

Legitimar tu web

Un certificado se asocia a una web, a una empresa o persona física y a su actividad. Este certificado es inalterable y garantiza que las webs corresponden a quién dicen ser. Sobre todo, si utilizamos certificados EV (Extended Validation).

No eres tú quien dice quién eres, lo hace una entidad certificadora independiente y que vela por la seguridad y veracidad de tus datos.

Autentificar el servidor

El certificado se instala en un servidor web y garantiza que esté gestionando todos los datos de forma segura y encriptada. Si este no dispone del certificado instalado no podrá enviar o recibir datos a tu web, con lo que no podrá suplantar tu identidad.

Evitar el malware y el phishing

Un certificado SSL escanea y garantiza también que no exista malware en tu web, y evita el phishing y las páginas que te engañan para conseguir tus datos.

Más confianza

Los usuarios o personas que naveguen por tu página confiarán más en una web que tenga un certificado instalado y que sea segura. Además, si el certificado te identifica correctamente, tendrán la tranquilidad que todos los datos que faciliten estarán seguros y no podrán ser robados durante el proceso de navegación.

Recuerda que cuando accedes a una web que dispone de certificado, los navegadores te informarán de que es segura, y si no dispone de certificado avisarán al usuario de que es una web potencialmente peligrosa o insegura.

Encriptar la información

Toda la información que envía o recibe tu web viaja de forma encriptada, y solo saben las claves para desencriptarla el navegador del usuario y el servidor web donde está tu página ubicada, garantizando así la seguridad total de tus datos.

Recuerda que solo debes usar certificados que provengan de fuentes fiables, utilizando claves de 2048 bits. No utilices certificados autofirmados o de fuentes que no sean seguras. Tampoco utilices certificados en los que la entidad emisora no te ofrezca un seguro de responsabilidad sobre el certificado.

Aumenta el tiempo de tus visitas web

Una de las principales razones por la que los usuarios estarán más tiempo navegando por tu web es por el hecho de que sea segura. Esta seguridad les relaja y dedican más tiempo a explorar tus servicios o tus productos.

Existen estudios que demuestran que casi el 70% de los usuarios que compran en un ecommerce acaban cancelando la compra por no confiar en el sitio web. Eso con un certificado se minimiza. Se ha calculado que cerca del 60% de ellos habrían acabado el proceso de compra si la web hubiera tenido un certificado SSL.

Mejorar el posicionamiento

En 2017 Google arrancó la iniciativa “HTTPS en todas las webs”, que se usó para concienciar a todos de la importancia de usar certificados SSL en nuestra web.

Disponer de certificados SSL mejora el posicionamiento de tu web, ya que es considerada segura y de confianza. Google da cada vez más importancia a las webs seguras y, con el tiempo, se irá convirtiendo en un punto imprescindible para que estés en un buen ranking.

Los exploradores te marcarán como sitio seguro

Por supuesto, si tu web no se posiciona correctamente o tus usuarios reciben una alerta de web peligrosa al navegar por ella, tienes problemas, y si eres un ecommerce, ya puedes pensar en cerrarlo, pues nadie querrá comprar en tu tienda.

PUBLICACIÓN AUTORIZADA POR JOTAPECR.COM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: