fbpx
Finanzas

Consejos financieros: Los 5 propósitos que sí te van a cambiar la vida en 2022

Consejos financieros: Los 5 propósitos que sí te van a cambiar la vida en 2022

Antes de arrancar el 2022 es importante que te propongas mejorar tus hábitos financieros para evitar contratiempos durante el año y, al mismo tiempo, planear tu futuro financiero.

No sé qué tanta importancia le den a los deseos de año nuevo, todo el tema de las uvas y así, o qué tanto se dediquen a escribir sus propósitos; pero para muchas personas uno de los más comunes es querer tener más dinero. Y no está mal desear más dinero, el problema es que mucha gente se queda ahí, en el simple sueño de que este año van a ganar, ahorrar, o invertir más dinero, pero muy pocos realmente tienen un plan para cumplirlo.

Juntar 1 millón de pesos (o de dólares) puede parecer una cantidad imposible o una meta muy grande para muchas personas, y quizás haga que pase una de estas cosas:

  • Como la meta es tan grande ¡nos vamos a desanimar! da igual el proceso que hagamos, parece insignificante.
  • O aun peor, vemos esa meta tan lejana que no hacemos absolutamente nada para avanzar hacia ella. En nuestra mente es simplemente imposible.

1.-Entiende el flujo de tu dinero

El primer propósito que podríamos ponernos para 2022 es empezar a entender el flujo de tu dinero, y ver qué gastos que hacemos actualmente podríamos eliminar para este año.

Para ello, en la diapositiva correspondiente de la plantilla, deberás listar todas las fuentes de ingreso que tienes actualmente, el monto que te genera cada una, y el total de ingreso mensual. A continuación, deberás hacer lo mismo con todos los gastos que realizaste el mes anterior. Siéntate durante 2 o 3 horas, e intenta recordar cada gasto; usa tickets, revisa tus estados de cuenta, etc., y escribe el total.

Hacer este recuento te ayudará para que en la siguiente diapositiva puedas categorizar estos gastos en:

  • Cosas que necesitas
  • Cosas que quieres pero no necesitas
  • Y cosas que ni quieres ni necesitas

Por ejemplo: necesitas pagar la renta, quieres (aunque no necesitas) pagar Disney+, pero ni quieres ni necesitas salir a restaurantes cada semana. Elige algunas cosas que eliminarás de tus gastos (de las cosas que ni quieres ni necesitas) y atente a esta elección durante todo el año.

2.-Pagando tus deudas

El segundo propósito será pagar tus deudas, así que en la diapositiva correspondiente, enlista todas las deudas que tienes; desde la que más te cobra intereses hasta la que menos lo hace.

El objetivo aquí es ir reduciendo las deudas que tienes durante el año. Para esto, irás anotando cada mes en la gráfica de metas la cantidad que reduces mes a mes.

3.-Aumentar tu ahorro mensual

Como dije al inicio del artículo, sí, quizás es una buen propósito el ahorrar un 20% de nuestros ingresos, pero hacerlo de un mes para otro podría parecer tan imposible que ni siquiera lo intentamos. Sin embargo, podríamos simplemente ponernos el objetivo de ahorrar un 1% más cada mes, algo mucho más factible.

El ahorro está bien para tenerlo a corto plazo, por si surgen imprevistos. Las inversiones son para el medio y largo plazo cuando queremos generar más rentabilidad.

No debes invertir si no tienes un colchón económico para emergencias porque cualquier imprevisto puede desbaratar tu planificación.

El consejo es tener colchón de emergencias de como mínimo tres meses de ingresos, aunque lo ideal son seis meses.

A partir de esa cantidad, ya puedes empezar a invertir lo que te va sobrando para hacer crecer tu patrimonio, con la tranquilidad de que tienes un ahorro que te cubre las espaldas en caso de necesidad.

4.-Crear una nueva fuente de ingresos

El quinto propósito financiero será crear una nueva fuente de ingresos. Esto no solo te ayudará a ganar más dinero, sino que el diversificarte disminuirá la probabilidad de que en algún punto te quedes varios meses en ceros; como podría pasar en caso de que te quedes sin trabajo y esa sea tu única fuente de ingreso.

Específicamente para este propósito, me gustaría enfocarme en los ingresos que son activos, es decir, que necesitan un trabajo de tu parte. Para ello podrías considerar crear un negocio, o crear algo que te pague regalías: escribir un libro, crear una patente, componer música, etc.

De nuevo, esto no significa que sea sencillo, y de hecho nada te garantiza que cualquiera de las opciones que te di vaya a tener un éxito tremendo, pero la idea es empezar. Olvídate de desear, empieza a trabajar.

5.-Invertir

El sexto y último propósito también estará enfocado en crear nuevas fuentes de ingreso, pero esta vez de forma pasiva. En otras palabras, invertir; no sólo para generar ingresos adicionales, sino con el objetivo de crecer nuestro patrimonio.

En general puedes contemplar cuatro diferentes tipos de inversiones:

  • Bienes Raíces: Como menciono siempre que hablo de este tipo de inversiones, no necesitas millones de pesos para empezar a recibir rentas derivadas de bienes raíces. Puedes hacerlo invirtiendo en FIBRAS, con tan solo $20 pesos.
  • Intereses: Puedes generar intereses prestando dinero a otras personas, bancos, empresas o gobiernos, siempre utilizando instrumentos financieros bien regulados.
  • Dividendos: Esto se consigue simplemente invirtiendo en empresas, de preferencia haciendo una buena diversificación.
  • Ganancias de capital: Este último tipo de inversión puede ser igualmente en bienes raíces, acciones, criptomonedas, o cualquier otro activo que vaya aumentando de valor a lo largo del tiempo.

Tan importante es planificar tus propósitos de año nuevo como revisar si los estás consiguiendo.

Como mínimo hay que hacer una revisión a mitad del año para comprobar cómo van tus propósitos (los muy previsores las hacen cada trimestre).

Si estás cerca de conseguirlo, ¡enhorabuena! Y si no, puedes modificar tu plan para encauzarlo hacia la dirección correcta y así conseguir tus objetivos financieros.

Share this post

About the author

Desarrollador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Trato de ser creativo en la vida laboral como personal. Amante de la buena lectura, el cine con sentido e inteligente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.