Decepcionante desempeño en taquilla de «Raya y el último dragón» la última pelicula animada de Disney+

Como bien demostraron las producciones cinematográficas que debutaron en una fecha posterior al inicio de la pandemia del COVID-19 en la mayor parte de Occidente, la situación en la que el mundo se encuentra sumida a causa del coronavirus ha provocado que muchos de los estrenos tengan un desempeño relativamente peor que el que hubiesen tenido en otro momento. Dado que muchas de las salas de cine en los mercados más importantes para esta industria se encuentran limitadas por el distanciamiento social, el impacto en la taquilla de un nuevo filme es notorio, tal como ha sucedido con la más reciente cinta de Disney.

Y es que ni siquiera las compañías más grandes del cine se han salvado del efecto pandemia. Tal como reportó Screen Rant“Raya y el Último Dragón”, la más reciente película de la Casa del Ratón, obtuvo decepcionantes resultados en la taquilla pese a haberse estrenado simultáneamente en la gran pantalla y en Disney+, el servicio de streaming de la firma, incluso abriendo por debajo de sus competidores como «Tom y Jerry».

Con datos obtenidos del portal BoxOfficeMojo, se confirmó que el nuevo filme de Disney solo recaudó unos $8,6 millones siendo estrenado en 2045 salas de cine en todo Estados Unidos. En lo que respecta al mercado internacional, la película logró obtener $26 millones durante su fin de semana de estreno, una cantidad que la firma y los especialistas de la industria no esperaban en lo absoluto.

Esto se debió a que el estreno de «Raya y el Último Dragón» en China solo obtuvo unos $8,4 millones, una cantidad incluso menor que la de Estados Unidos. Dado que no logró cumplir con las expectativas que se tuvieron para este mercado y que, considerando que es el más importante de la región asiática, los resultados de este país terminaron por perjudicar el desempeño de la cinta a niveles críticos, incluso siendo superado por su rival de Warner Bros, la cual se estrenó el pasado 26 de febrero y recaudó $14,1 millones en EE.UU y y $12,2 millones en China en el mismo tiempo.

Respecto a este punto, es importante destacar que los analistas de la industria cinematográfica esperan que, eventualmente, la película de Disney termine por superar a la nueva entrega del gato y el ratón en las próximas semanas. Sin embargo, los modelos de negocio de esta firma y Warner Bros son significativamente distintos dado que la primera cobra una tarifa adicional para acceder a su película recién estrenada en Disney+ mientras que WB opta por ofrecer sus estrenos a través de HBO Max sin costo extra.

Sobre la pelicula

La historia nos cuenta que, tiempo atrás, en el fantástico reino de Kumandra, los humanos y los dragones vivían juntos en armonía, pero cuando unos siniestros monstruos amenazaron al mundo, los dragones tuvieron que sacrificarse para salvar a la humanidad. 

500 años después, esos mismos monstruos han regresado y la humanidad depende de una independiente guerrera, llamada Raya, para encontrar al último dragón y restaurar la paz. 

A lo largo de su viaje, Raya aprenderá que se necesita algo más que magia de dragón para salvar al mundo: necesita confianza, de modo que el guion se centra en las necesidades de ella como personaje para descubrir en quién confiar, cómo verse a sí misma y afrontar la vida. Los personajes a su alrededor son clave en esta película, ya que permiten que conozcamos la sensibilidad y carisma de Raya, así como las lecciones duras y los enfrentamientos a golpes (si, leyeron bien) de esta poderosa guerrera. 

El fuerte, como ya nos tiene acostumbrados Disney, es la animación. No se les escapa ningún detalle: texturas, colores, formas, sensaciones, pero sobre todo un ensamble de armonía y fuerza con el soundtrack. Se arriesgan a llevarnos a paraísos naturales con la confianza puesta en su capacidad para animar, podría casi decirse replicar: ríos, montañas, desiertos, aire, agua, etc. 

Considerando el público meta de la cinta y pensando en el increíble trabajo de hacer películas para “niños” que disfruten adultos, ‘Raya y el último dragón’ se queda con un 9/10, porque deja la sensación de que el final pudo ser más memorable y poderoso. 

Lo cierto es que, una vez más, Disney vuelve a añadir un fracaso a su historial durante la pandemia del COVID-19 que se suma al pobre recibimiento del live-action de Mulán. Está claro que es inusual que una compañía de la talla de la Casa del Ratón haya producido películas que se hayan desempeñado mal en la taquilla, pero, considerando las circunstancias en las que se encuentra sumido el mundo, no es totalmente de extrañar.

Share

Pablo J.

Desarrollador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Trato de ser creativo en la vida laboral como personal. Amante de la buena lectura, el cine con sentido e inteligente.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *