Reseña de «Cómo sobrevivir al fin del mundo tal y como lo conocemos» – James Wesley Rawles

Bastaría un solo acontecimiento inesperado para que nuestra forma de vida se derrumbara. Si hay un ataque terrorista, una pandemia global o una fuerte devaluación de la moneda, usted se verá obligado a defenderse mediante procedimientos que nunca ha imaginado. Deberá enfrentarse a situaciones que nunca se había planteado, cómo conseguir agua, cómo comunicarse con los parientes que viven lejos, qué utilizar como combustible, entre otros. El experto en supervivencia James Wesley Rawles comparte las herramientas y destrezas esenciales que usted necesitará para que usted y su familia sobrevivan.

Sinopsis

Voy a empezar copiando un párrafo más o menos literal del inicio del libro, creo que es lo mejor que puedo hacer. No será literal porque tengo el libro en inglés porque lo compré antes de la traducción, pero más o menos:

El americano medio llega a casa del trabajo cada día para encontrar su refrigerador bien aprovisionado con comida, sus luces se encienden como siempre, su baño funciona, su sueldo ha sido depositado automáticamente en su banco, su basura ha sido recogida, su casa está a unos confortables 20º, su tele y sistemas de entretenimiento funcionan y tienen una conexión a internet fiable y sólida como una roca.”

“[…] Ahora imagina una tremenda pandemia de gripe, que se propaga por contacto, que mata a más de la mitad de la gente que infecta. […] Mucha gente deja de ir a trabajar y empiezan a faltarle piezas a la Gran Máquina.[…] ¿Qué le pasará a la gran máquina sin algunas piezas?. Los camiones no llegaran a los supermercados. Las gasolineras se quedarán sin combustible […] Los cables eléctricos caerán debido a tormentas y no habrá nadie que los repare […] Da miedo ¿verdad?.”

(Extracto de Cómo sobrevivir al fin del mundo tal y como lo conocemos. James Wesley Rawles. Capítulo 1: Introducción)

Este libro busca prepararte para sobrevivir en un evento extremo donde tanto el abastecimiento, la energía y el orden social en general se ha ido a tomar viento y solo cuentas con tus recursos, tu habilidad (y tu rifle) para sobrevivir y proteger a tu familia.

Lo primero que me pregunté es si este libro sería útil en caso de una situación como la que vivimos en Europa en general con una pandemia. Y tengo que reconocer que a mi al menos me sirvió. Quiero decir que antes de que llegara el confinamiento yo tenía ya un cierto almacenaje de comida y bienes de primera necesidad (vaya que no necesité hacer una compra gigante de papel higiénico: ya estaba almacenado en mi trastero).

Es cierto que si hubiera seguido la visión individualista del autor hubiera sido de esos que han huido de su primera residencia a la segunda provocando una expansión masiva del virus en España. Lo que si es cierto es que el autor considera que esta huida hay que hacerla lo antes posible, en cuanto las cosas se ponen medianamente mal hay que solicitar el teletrabajo  y huir a tu “refugio de supervivencia” que has previa y discretamente aprovisionado para resistir.

En general lo que está generando es una paranoia que ahora considero sana (por cierto) para estar preparado para lo que pueda venir. Mención aparte merece que el libro ya tenía en 2010 un capítulo dedicado a prepararse para una pandemia. Y reconozco que todos los consejos que daba eran útiles de manera genérica (por ejemplo el hecho de mantener stock de guantes y mascarillas para ti y para regalar de forma caritativa a tus vecinos), pero también reconozco que eso consejos no los seguí (lástima).

¿Hubiera sido útil tenerlo antes? pues depende de cada uno. Es un libro MUY americano, que habla de cosas un tanto marcianas como mantener armas (y qué tipo de armas) en casa, te recomienda productos y proveedores americanos y te recomienda dónde crear tu refugio en EEUU. Hay que extrapolar mucho. Probablemente los consejos que ofrece son excesivamente exagerados, puesto que en Europa se confía un poco más en papá estado, aunque depende del país sabemos que el estado no ha hecho su labor y ha dejado a los ciudadanos indefensos ante la crisis sanitaria.

Lo más importante es quizá que te crea un “mindset” de supervivencia. Una paranoia sana que te hace mantener un cierto stock de algunos bienes: latas de comida, tener siempre agua embotellada en casa, tener elementos de higiene adicionales etc y luego estar alerta antes de que las cosas sucedan. También genera un nivel de alarma adicional, pero no un nivel de paranoia que te convierta en un loco de cara a amigos y conocidos (como parece el autor, la verdad).

¿Que si lo volvería a comprar? Pues creo que ahora si. Tenerlo en mi estantería y en el fondo de mi cabeza ha probado ser útil pese a que no haya creado un refugio de supervivencia autosuficiente, solo he creado un botiquín y una despensa algo mejor pensada, pero ha valido la pena. Además recomienda cosas que no había pensado nunca, por ejemplo qué tiene que contener un botiquín, cuanta comida y agua hay que tener almacenado, como aseguras que no tengas cortes de energía etc…

En resumen….

Es bueno porque crea una forma de pensar que ayuda a superar las crisis, hay consejos útiles de verdad, aunque es un punto muy “católico-americano” el hecho de que siempre añada el punto de pensar en tu comunidad o en la “caridad” es muy positivo, que no sea solo “sálvate tú y tu familia”

Pero como siemre hay un pero…. pues si,,,, puede generarte auténtico miedo cuando habla de saqueos masivos y de la defensa de tu hogar, no hay que dejarse llevar por los consejos más “locos”, muy orientado a EEUU.

Share
Avatar

Pablo J.

Desarrollador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Trato de ser creativo en la vida laboral como personal. Amante de la buena lectura, el cine con sentido e inteligente.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *