fbpx

Black music matters: abre un museo de música negra en Nashville

Share

Un enorme black & proud nos espera en el portal del nuevo Museo Nacional de Música Afroamericana (NMAAM) de Nashville. Ya lo cantó, y bien alto, James Brown en un tema de 1968: Dilo alto: soy negro y me siento orgulloso. Ahora es uno de los lemas de este espacio que reivindica el papel central de los afroamericanos en la creación de casi todos los géneros musicales de los EEUU.

Say it loud: I’m Black and I’m Proud la compuso Alfred ‘Pee Wee’ Ellis en pleno Movimiento por los derechos civiles en los EEUU, cuando Malcolm X, los Panteras Negras y Martin Luther King luchaban para reivindicar respeto y libertad. Y no puede tener más vigencia estos días de movilizaciones de rechazo al racismo y la brutalidad policial en el país desencadenados por la muerte de George Floyd.

El museo se inaugurará el próximo mes de septiembre, coincidiendo con el Día del Trabajo en los EEUU

Imagen: National Museum African American Music
El museo se ubica en el corazón de la ‘ciudad de la música’. Imagen: NMAAM.

Museo de la Música Negra

De la música clásica al country y del jazz al hip hop pasando por el gospel, R&B, funk, soul, rap, house o techno, en sus más de 5.200 m2 de espacio el NMAAM integrará historia y tecnología interactiva para compartir la historia no contada de más de 50 géneros y subgéneros musicales.

Sin limitaciones impuestas por géneros, artistas o sellos discográficos, la institución desarrollará una “narrativa única a través de la lente de la música negra”.

De hecho, una vez completado, este será el único museo dedicado a preservar y celebrar los géneros musicales creados, influenciados e inspirados por los afroamericanos.

Música clásica, country, jazz, hip hop, gospel, R&B, funk, soul, rap, house o techno: el museo recorre hasta 50 géneros y subgéneros musicales influenciados e inspirados por afroamericanos

A través de sus colecciones podrá seguirse “la historia de la banda sonora estadounidense” a través de grandes figuras musicales desde el siglo XVII hasta la actualidad. Y todo en un lugar que, según el director del museo, H. Beecher Hicks III, tiene la esperanza de que “sin importar su edad, raza o género musical preferido, dentro de este museo pueda encontrar algo que agite su alma, satisfaga sus oídos y mueva sus pies”.

Contenido Relacionado:  Evanescence regresa a la música 9 años después
Galería del blues. Imagen: NMAAM.
Galería del blues. Imagen: NMAAM.

Por qué en Nashville

La elección de Nashville para su ubicación no es casual: Tennessee fue el centro de la Gran Migración, cuando aproximadamente 6 millones de afroamericanos abandonaron el Sur –con sus tradiciones musicales a cuestas– para trasladarse a las grandes ciudades y otras áreas del noreste, medio oeste y oeste de los EEUU.

Nashville es además conocida ya como Ciudad de la Música, una ciudad que respira country y que cuenta con lugares como el gigantesco Museo y Salón de la Fama del Country, con 2,5 millones de artículos relacionados con esta expresión musical, y el Grand Ole Opry, un espectáculo de country que se realiza desde hace más de 90 años.

Toda Tennesse, en realidad, está ligada a la música, cuna de Elvis Presley, del el Museo Stax, que se presenta como el Museo Americano de la Música Soul y de los míticos Sun Studios, donde se grabaron los primeros discos de Elvis y que se considera como uno de los puntos claves en el nacimiento del rock & roll, 

Concretamente en Nashville dieron sus primeros pasos en la escena musical Jimi Hendrix, Ray Charles y Little Richard y la ciudad es también hogar de muchos de los titanes de la industria como ASCAP, BMI, CMT, The Recording Academy o Warner Music.

Sala dedicada al rap y el hip hop. Imagen: NMAAM.
Sala dedicada al rap y el hip hop. Imagen: NMAAM.

La colección de NMAAM

La colección permanente del museo tiene entre sus fondos instrumentos, vestuario, partituras, equipos de grabación y fotografías, además de recursos interactivos.

El espacio contará con un teatro para experiencias inmersivas, una biblioteca especializada para la investigación de la música afroamericana y diversas salas como el corredor Rivers of Rhythm, columna vertebral del museo, que vincula la historia estadounidense con la historia de la música estadounidense.

Contenido Relacionado:  Clases virtuales de música para todos

Además, las galerías The Wade in The Water, sobre música religiosa, desde los ritmos indígenas africanos que sobrevivieron durante la esclavitud hasta el góspel;

Crossroads, dedicada al blues; Love Supreme, sobre el jazz; One Nation Under A Groove sobre la mezcla de góspel, jazz y blues que es el R&B; y The Message, que explora los orígenes del hip-hop y el rap nacidos en el South Bronx (Nueva York).

Antes de su apertura, el museo ya ha comenzado con sus actividades online, como la campaña ‘Black & Proud’ que celebra el Mes de la Música Negra y el Mes del Orgullo en junio, y contenidos como entrevistas con artistas y miembros de la industria musical. Y, por supuesto, su propia lista de reproducción en Spotify.

Avatar

Pablo J.

Desarrollador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Trato de ser creativo en la vida laboral como personal. Amante de la buena lectura, el cine con sentido e inteligente.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *