China reemplazará todo el hardware y software extranjero con tecnología domestica

Seguridad

Especialistas en ciberseguridad afirman que el gobierno de China ha decidido que todas las instituciones públicas deben deshacerse de todos los equipos de hardware y el software extranjero que utilizan actualmente, reemplazando estos desarrollos por tecnología desarrollada en China en un plazo no mayor a tres años, lo que afectaría severamente a compañías como Dell, HP o Microsoft.

Esta decisión es una clara represalia contra el gobierno de Donald Trump y su decisión de limitar el uso de tecnología china en Estados Unidos y sus países aliados. El gobierno de China podría estar por anunciar medidas adicionales.

China pretende incrementar la dependencia de sus instituciones públicas a la tecnología doméstica, además de incrementar la incertidumbre por el posible corte de las cadenas de suministro entre E.U. y China.

Tal como anticipaba la comunidad de la ciberseguridad, hace algunos meses la administración de Donald Trump prohibió a las compañías de E.U. hacer negocios con la compañía tecnológica china Huawei, argumentando razones de seguridad nacional. Washington también ha tratado de persuadir a algunos gobiernos europeos de implementar medidas similares; la intención de E.U. es dejar fuera a las compañías chinas de cualquier proyecto de implementación de red 5G.

En cuanto a los planes del gobierno de China, se estima que alrededor de 30 millones de equipos de hardware deberán de ser reemplazados, proceso que supuestamente comenzará en enero de 2020. Estas sustituciones se realizarán de forma paulatina, iniciando con un 20% de todos los equipos durante el año próximo.   

La orden parece provenir directamente de las oficinas del Partido Comunista de China. Cualquier información procedente de la Oficina Central del partido es confidencial, no obstante, se menciona que los empleados de ciberseguridad que prefieren permanecer anónimos han filtrado algunos detalles sobre este proyecto.

Además de contrarrestar las medidas impuestas por E.U., esta decisión también ayudaría a concretar lo establecido en la Ley de Ciberseguridad de China, aprobada en 2017.

A pesar de que la transición al uso de hardware doméstico incluso comenzó hace meses en algunas de las instituciones del gobierno chino, los especialistas del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS) consideran que la labor más compleja será reemplazar todas las soluciones de software extranjero. La transición incluye los productos de Microsoft, que actualmente vende una versión del sistema Windows 10 especial para las organizaciones del gobierno chino.

Otro inconveniente que enfrenta este proyecto es el limitado ecosistema de desarrolladores que producen software compatible con los sistemas operativos de origen chino como Kylin OS. Por si fuera poco, el gobierno de China aún no define con claridad a qué se refiere con “tecnología doméstica”, pues al final esto podría aplicarse de forma muy ambigua. Un ejemplo de esto es Lenovo, pues a pesar de ser una compañía propiedad de empresarios chinos, sus equipos de cómputo emplean procesadores desarrollados por Intel, además de que cuentan con discos duros de Samsung.

Comparte en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *