Aplicaciones Juegos

De villano a héroe: la tecnología en el juego en línea

De villano a héroe: la tecnología en el juego en línea
Vistas 22
Tiempo de lectura:6 Minutos, 14 Segundos

El avance de la tecnología ha sido históricamente un elemento muy recurrente a la hora de montar teorías conspirativas y sueños demasiado irreales como para llegar a producirse. Para lo bueno y para lo malo la tecnología nunca ha pasado desapercibida para nadie, con sus defensores y sus detractores. Pero es curioso como en sectores como el juego online ha pasado por un extremo y por el otro en apenas unos años. En los inicios de la pasada década se veía como un auténtico peligro con la implementación de la tecnología artificial, la realidad virtual y la realidad aumentada. Con ejemplos como Google Maps implementando mejoras gracias a todo ello, ahora las opiniones han cambiado por completo en la industria, también motivadas por lo ocurrido en el último año.

Y es que si para alguien ha sido bueno el año 2020, esas han sido las compañías encargadas de ofrecer entretenimiento con apuestas en la red. Ante la imposición de no poder tener una vida social normal fuera del domicilio durante varios meses, los fanáticos por juegos como blackjack, ruleta o poker aumentaron significativamente. Y esas tecnologías que hacen sentir al usuario como si estuviera en un salón de juegos físico han adquirido un gran valor. Aunque en formato online siempre queda esa duda de conocer el anonimato del jugador que tienes en frente. ¿Podría ser una máquina este usuario con el que me estoy jugando un gran bote de dinero?

En poker sobre todo, quizá es este el cliché que este juego no ha sido capaz de quitarse en torno a la inteligencia artificial. La gran sensación de amenaza para el poker llegó con su implementación y su capacidad de acabar con las dotes de los verdaderos astros en el mundillo del poker, a los que podían derrotar en un frente a frente. La tecnología dio a esas IA la capacidad de dominar todas las reglas del poker, así como todos sus matices y probabilidades en un periodo muy corto de tiempo, y que tanto pueden traer de cabeza a los jugadores principiantes cuando se sumergen en el juego. Algunos necesitan guías y mucho entrenamiento para poder agilizar el proceso, y que así las máquinas no puedan dominar las mesas de las plataformas online del futuro.

Aunque quizá otra de las cuestiones sea la de qué pueden hacer estas plataformas para evitarlo. Todo un as en esto del poker como Adrián Mateos hablaba muy claro sobre este tema para algunos medios, destacando la fortaleza de las compañías españolas en seguridad, destinando gran parte de su presupuesto a extremar la vigilancia y eliminar posibles cuentas maliciosas controladas por IA. Y a día de hoy se puede decir que las mesas españolas se encuentran bastante limpias.

Aun así, en torno al año 2015, todavía se podía ver la tecnología como un riesgo realista para el poker y otros juegos similares. La aparición de algoritmos como Pluribus, de Facebook, Alpha Go, de Google, Libratus, de la CMU, o DeepStack, proyecto de universidades de República Checa y Canadá, capaces de vencer a verdaderos ganadores del mundillo hacía pensar en un futuro oscuro. Un futuro en el que las máquinas controlaran el juego. Estaba claro que se equivocaban.

Un giro inesperado

Más allá de todos estas teorías maquiavélicas, la tecnología ofrecía unas grandes posibilidades al sector del juego que poco a poco va implementando. Lo primero es que no tenía demasiado sentido que las plataformas pretendieran que máquinas programadas se adueñaran de las mesas. Y más en un momento en el que el producto nacional de jugadores profesionales de poker, por ejemplo, decidía emigrar a otros países con el fin de poder disputar algunos de los mejores circuitos extranjeros del mundo, y de paso encontrarse con legislaciones más permisivas en cuanto a obligaciones tributarias. En la lista de los jugadores españoles con mayores ganancias, la mitad no residen en España.

Tecnologías como la realidad virtual o la realidad aumentada estaban ofreciendo al sector una gran oportunidad de hacer sentir a su clientela como si estuviera en una sala de juegos o en un ambiente de juego real. A través de mejorar los estímulos del jugador esto se puede lograr y además se puede conseguir este objetivo desde cualquier parte y en cualquier lugar. No es necesario estar en casa de forma obligatoria, sino también a través del móvil o de cualquier otro dispositivo.

Son varias las ferias gaming y eventos a los que se llevaron a partir de 2017 estos avances, y varios son los operadores de salas de juego en línea que han implementado estos cambios en sus sitios. También los propios desarrolladores de software se han puesto manos a la obra para elaborar juegos que implementen la realidad virtual.

Así el jugador puede llegar a verse con un avatar en 3D apostando a la ruleta en una mesa con grandes gráficos y decorados, o jugando al poker o al blackjack con otros personajes en línea en un mismo entorno, y quizá siendo capaces de hablar en tiempo real. Casi como en un videojuego. Y quién va a poder resistirse a un cambio así con la cantidad de ventajas que ofrece.

Tan solo falta que los más escépticos sean capaces de ver a la tecnología como lo que es a día de hoy para esta industria y no como el villano que pintaba ser no hace tanto. Aun así, todavía parece que solo estamos ante el principio de lo que puede venir por delante, cuando esta clase de avances consigan ser verdaderamente determinantes a la hora de jugar. Por ahora mejoran el entorno. Y no es cosa de poco.

Happy
Happy
0
Sad
Sad
0
Excited
Excited
0
Sleepy
Sleepy
0
Angry
Angry
0
Surprise
Surprise
0

Share this post

About the author

Desarrollador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Trato de ser creativo en la vida laboral como personal. Amante de la buena lectura, el cine con sentido e inteligente.

Deja un comentario