Cómo es Casi feliz, la miniserie de Sebastián Wainraich

La estrenó Netflix, este 1 de mayo. Tiene momentos graciosos de la mano del protagonista, alguien con oficio para el humor.

Sebastián deja el auto en un estacionamiento. El empleado le pide una foto, le dice que escucha su programa… Lo de siempre para alguien “no muy famoso, pero sí conocido”, como se define. Pero al final, después de los disparos del celular, opina algo sobre su tarea en la radio. Son palabras que llegan como una daga: “El programa está un poquito quedado ahora, ¿no?”. Esa escena inicial marca el espíritu de Casi feliz, la comedia escrita y protagonizada por Sebastián Wainraich, que se estrenó Netflix este viernes 1 de mayo. El personaje se parece -bastante- a la vida real de quien lo interpreta: fanático de Atlanta, conductor de un programa de éxito a la tarde, la gente lo para por la calle, tiene dos hijos y hace monólogos. Pero -en este pero radica parte de la historia- el de la ficción está separado y sin fuerzas para encarar lo que viene.

El divorcio es reciente y su ex esposa Pilar (Natalie Pérez) lo sigue movilizando. “¿Por qué no vuelvo con ella? Es la mujer que siempre me sorprende”, le dice el personaje de Wainraich a “Sombrilla” (Santiago Korovsky), su productor en la radio y confidente. Ese escenario servirá para contar otros aspectos en los que Sebastián está “quedado”, como le dijo el tipo del estacionamiento.

En los primeros episodios, su ex mujer le pide que hable más con los chicos, él acepta trabajos que no hubiese querido hacer y se encuentra con aspectos de su historia que le devuelven una imagen no muy grata de sí mismo.

Los episodios de Casi feliz fueron dirigidos por Hernán Guerschuny (El crítico), que ya trabajó con el protagonista en la película Una noche de amor. La narración es atractiva, con escenas graciosas de un humor simple y otras que desarrollan las fobias, las culpas y cierta imposibilidad del disfrute. “Dejá de romperte con problemas de nene burgués”, le dice un oyente en la radio. “¿Por qué sos un imbécil, Sebastián?” le pregunta su psicólogo.

Una imagen de "Casi feliz", la serie de Netflix protagonizada por Sebastián Wainraich.

Una imagen de «Casi feliz», la serie de Netflix protagonizada por Sebastián Wainraich.

En los encuentros con “Sombrilla” y con Pilar están los momentos más disfrutables de la comedia. El primero lo baja de un hondazo de cualquier planteo o pedestal. Y disfruta de todos los placeres mundanos que su jefe no quiere o sencillamente no puede.

La ex aparece como alguien superado; tanto que puede contarle sobre sus experiencias en la cama y pedirle que haga lo mismo. “¿A vos qué te pasa cuando tenés sexo ocasional?”, lanza en un episodio. “El payasito triste y judío…” le dice en otro con misericordia. Esos diálogos son divertidos por el antagonismo de los personajes y el oficio de Wainraich para el humor, que en este caso no busca la carcajada.

Pero en otros pasajes la historia cae en un pozo y termina siendo un poco agotadora en su recorrido por los fantasmas del protagonista, ya sean las inseguridades, la nostalgia o su condición de nuevo soltero confundido y errante en su dolor. La serie también resulta ambiciosa en algunas escenas que buscan generar conciencia sobre temas muy amplios, como el bullying y la gordofobia.

Si el espectador conoce al Sebastián de la vida real, quizás disfrute más de los guiños. Y sienta que un poco ya conoce al otro, que tiene un programa que se llama La vida en la mitad. El que no sigue a Wainraich encontrará una comedia de gracia intermitente. En definitiva, no viene mal reírse un poco y sentir nostalgia en estos días aciagos.

Ficha

Casi feliz

Calificación: Buena.

Género: Comedia. 

Protagonistas: Sebastián Wainraich, Natalie Pérez y Santiago Korovsky. 

Creadores: Sebastián Wainraich, Alejandro de Grazia y Hernán Guerschuny. 

Emisión: Netflix. 

Duración: diez episodios de media hora

Share
Avatar

Pablo J.

Desarrollador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Trato de ser creativo en la vida laboral como personal. Amante de la buena lectura, el cine con sentido e inteligente.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *